Problemas en la Relación de Pareja

1/3
“Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación"

Proverbio Arabe

En las relaciones de pareja existen dificultades cuyo origen se encuentra en la personalidad, en el modo de actuar o en los valores de cada una de las personas y que se hacen patentes en las decisiones que se han de tomar en la convivencia diaria.

Entre las dificultades y fuentes de conflicto más habituales en las parejas se encuentran:

 

Diferencia en las preferencias y prioridades en el uso del tiempo.

Diferencia en las preferencias y prioridades en el uso del dinero.

Diferencia en los criterios de lo que pertenece a la pareja y lo que esta abierto a los demás

Problemas de Comunicación: Dificultad para expresar los propios sentimientos

Dificultad para escuchar al otro con empatía, presencia y apertura de corazón

Dificultad para ponerse en el lugar del otro

Dificultad para reconocer los sentimientos del otro sin juzgarlos desde el propio discurso y los propios valores o forma de actuar. El otro es diferente a mi en su pensamiento, sentimiento, deseos y sensibilidad y asi tengo que entenderlo para poder quererlo.

 

Problemas derivados de la distribución de las tareas del hogar

Problemas de poder en la relación vivida como un campo de batalla en el que uno tiene que quedar por encima del otro en vez de entender la relación como un espacio para comprender y apoyar al otro.

Problemas en relación con las familias de origen 

Problemas en relación al cuidado y educación de los hijos

Problemas relacionados con las relaciones sexuales: frecuencia, calidad y calidez, experiencia de unión o alienación, las diferencias en gustos y en las vías para vivir lo placentero

Problemas en las Relaciones Sexuales

1/3
"Sexo: lo que sucede en diez minutos es algo que excede a todo el vocabulario de Shakespeare.

R.L. Stevenson

El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía (Anaís Nin)

 

Nada hay tan exclusivo e íntimo como la sexualidad.  Las relaciones sexuales son a menudo un buen indicador de la salud de la relación.  Es un termómetro que indica si la relación fluye de manera armónica profundizando el sentimiento de  intimidad o si por el contrario existen problemas y obstáculos en la convivencia que generan distanciamiento emocional y sexual

 

Además de las complejidades que se derivan de la relación, la sexualidad también es personal y diferente para cada persona puesto que el mundo del deseo y del placer se constituye de manera diferente en cada psiquismo.  Por este motivo se podría decir que hay tantas sexualidades diferentes como personas y por ello lo que atrae y genera deseo puede ser muy diferente entre dos personas con independencia del grado de amor que se profesen.

 

De este modo se debe tener presente que en las parejas, a menudo, existen diferencias profundas acerca de lo que cada uno considera erótico, placentero, deseable y repulsivo... no solo en términos cuantitativos (cuánto contacto sexual necesita cada uno) sino sobre todo cualitativos (la cualidad del contacto, el ritmo, lo que resulta excitante o lo que anula el deseo, la delicadeza o la agresividad) y esto nos remite no solo al mundo de las sensaciones físicas sino al de los significados psíquicos (acto sucio, pecado, verguenza, culpa, ) y a los universos imaginarios que gravitan sobre la mente de las personas ya sea de manera consciente o inconsciente.  En este sentido la valoración negativa que la tradición cristiana y occidental en nuestra cultura ha otorgado al mundo del deseo, el placer y la sexualidad suponen una fuente de significados  negativos de los que es difícil escaparse por mas que se manifieste una supuesta libertad sexual.

 

Además los problemas personales y de pareja influyen de manera directa sobre el deseo y eso propicia épocas de mayor distanciamiento y desacompasamiento en los ritmos de las necesidades de tener relaciones sexuales.

 

A menudo fruto de estas desavenencias pueden surgir relaciones de infidelidad cuyo significado hay que descubrir puesto que pueden ser indicativo de distintos problemas y frustraciones en la relación desde la estrictamente sexual hasta la del cuestionamiento de la pareja o el reconociemiento de necesidades no satisfechas ( y a lo mejor ni siquiera reconocidas) en la relación de pareja

 

Terapia de Pareja Madrid

®

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page

C/ Camarena 96.  Bajo

28047, Madrid.

terapiadeparejamadrid@gmail.com

Tél: 91 717 84 99